¿Que son los Radicales Libres?

Mucho hemos oído hablar sobre los antioxidantes y los radicales libres, pero pocos sabemos realmente sobre ellos. Los radicales libres dañan a nuestro cuerpo causando, en el mejor de los casos, el envejecimiento, y en el peor, graves enfermedades. Sin embargo, existen diversas formas de protegerse de este proceso.

¿Cómo actúan los radicales libres?

Para entender un poco el funcionamiento de los radicales libres, me gustaría hacer un pequeño repaso sobre química básica primero: el cuerpo humano está compuesto por diferentes células, que a su vez están compuestas de diferentes moléculas. Esas moléculas constan de átomos que se unen por enlaces químicos. El átomo tiene protones -cargados positivamente- y electrones -cargados negativamente- que orbitan alrededor del átomo. Estos electrones pueden compartirse con otros átomos para conseguir la máxima estabilidad.

 

Superado este punto, debemos saber que si se forma un enlace débil -donde queda un electrón sin pareja-, se forma el radical libre. Estos son muy inestables, por lo que reaccionan con facilidad para encontrar el electrón necesario para lograr su estabilidad. Si roban un electrón a otra molécula, esta quedará inestable y se convertirá en un radical libre también. De esta forma se realiza una cascada de radicales libres, hasta que irrumpen con una célula viva.

Los radicales libres se forman en muchos procesos del cuerpo, por ejemplo por el metabolismo o por el sistema inmune para atacar virus y bacterias. Sin embargo, existen factores ambientales -contaminación, cigarrillo, mala alimentación- que aumenta la dosis de radicales libres que hay en nuestro cuerpo. El cuerpo maneja los radicales libres que se producen de forma natural, pero si la producción de los mismos es excesiva, se producen daños en el cuerpo.

Enfermedades que pueden producir los radicales libres

 

Los radicales libres son los encargados del envejecimiento. Personas menos expuestas al exceso de radicales libres envejecerán más tardíamente. Pero además, los radicales libres pueden causar enfermedades cardiovasculares aumentando considerablemente los niveles de colesterol malo, además de aumentar el riesgo de cáncer, en particular de boca, faringe y esófago. Los radicales libres también están involucrados en la enfermedad de Parkinson, el Alzheimer, la arterioesclerosis, Inflamaciones articulares y la diabetes.

 

¿Cómo combatir el exceso de radicales libres?

 

Son los antioxidantes aquellos que ayudan a frenar el proceso de los radicales libres. Una

 

buena forma de consumir antioxidantes es mediante la alimentación. Manteniendo un consumo adecuado de alimentos con vitaminas como la C y la E y betacarotenos, ya que se encargan de neutralizar los radicales libres donando uno de sus electrones, y poniendo fin a la cadena de robos.

Ahora sabemos qué son los radicales libres y los enormes daños que pueden producir en nuestro cuerpo. Por eso, no solo es importante la alimentación sino también cuidar el estilo de vida que llevemos.

 

Empoderamiento Femenino

El empoderamiento o apoderamiento (del empowerment en inglés) se refiere al proceso por el cual se aumenta la fortaleza espiritual para así impulsar cambios beneficiosos Generalmente implica, en el beneficiario, el desarrollo de una confianza en sus propias capacidades y acciones.

Empoderamiento femenino.

Se trata de un término acuñado en la Conferencia Mundial de las Mujeres en Beijing (Pekin) en 1995 para referirse al aumento de la participación de las mujeres en los procesos de toma de decisiones y acceso al poder.

Actualmente esta expresión conlleva también otra dimensión: la toma de conciencia del poder que individual y colectivamente ostentan las mujeres y que tiene que ver con la recuperación de la propia dignidad de las mujeres como personas.

Según la medicina tradicional china, existe una energía Yin conectada con lo más interno, sutil, emocional y etéreo, fuerza predominantemente femenina.

La otra energía es la Yang. Fuerza, muestra e exterior lógico, racional y contractivo. Energía del Hombre.

Dentro de cada movimiento energético hay una parte del contrario dando matices con los que poder equilibrar la armonía en la persona.

La mujer necesita conectar con su lado Yin, muchas veces olvidado en un mundo lógico y racional (Yang). La mujer es la verdadera transformadora, la que creador de la vida, dese su naturaleza innata, compasiva y amorosa.

Las mujeres que dominan el control de su energía, son mujeres que ejercen un sólido liderazgo en múltiples ámbitos de nuestra sociedad (educativo, empresarial, artístico, científico…) y que son conscientes de la importancia de disminuir la brecha social de genero existente.

Dai Mai propone unos talleres prácticos para el empoderamiento de la mujer.

La finalidad es ayudar a conectar con nuestro poder y fuerza interior femenina mediante técnicas enriquecedoras, tu sistema hormonal y tu manera de ver la vida. Reafirmándote para seguir impulsando el desarrollo económico y social de nuestra sociedad.

El mundo necesita mujeres emprendedoras, ya que desde los valores femeninos podemos crear un mundo mejor.

 

Contenido del taller.

Beneficios del Taller de Empoderamiento femenino
En este taller de 4 horas eminentemente práctico te enseñamos todas las técnicas para una auténtica Transformación.
Aprender sobre el poder de la moxa las claves del Kun -Fu sexual, el poder de las piedras preciosas y la magia de la aromaterapia.
Re descubre la belleza y el poder de tu energía femenina:
Dale la bienvenida a una nueva dimensión de tu sexualidad: tu sexos es sagrado y debe ser respetado esta lleno de puranas tos de luz que debes activar.
Equilibra tu salud hormonal:

Alinéate con los ciclos de la luna . La luna llena te espera más luminosa, la luna nueva te espera más sabía. Conectaras con los ciclos de salud natural.
Potencia tu feminidad:

Inunda tu rutina diaria con piedras preciosas y aceites esenciales. Las piedras son luz y las flores esencia. Florecer a tu esencia más pura.
Abre las puertas a tu energía espiritual:

conoce como desbloquear tu centro energético para abrirte al todo…al gozo desde lo sutil.
Transforma te en una nueva mujer en 50 días. En ti se esconde el tesoro más preciado del universo.
A quien va dirigido:
A todas las mujeres – Mujeres de todas las generaciones que quieran sumarse al movimiento en femenino.
Mujeres que quieran descubrir un nuevo modo de gozar la vida, de estar más sanas y de crear una nueva realidad. Dirigido también tanto a madres como a hijas a partir de los 14 años.

Próximo taller:

Domingo 30 de Julio de 2017 de 10.00h a 14.ooh.

Precio.

100€

 

Plazas limitadas.

 

Tiroides la Pequeña Desconocida

 

Glándula tiroides, la pequeña gran desconocida.

Estructura que está situada en el cuello y que está implicada en casi todas las funciones de nuestro organismo.

Esta glándula regula el ciclo del sueño, controla nuestro metabolismo, las emociones… y tiene diversas funciones más para nuestro organismo.

Es una estructura que pesa alrededor de 25 gramos, y es capaz de crear todo tipo de desórdenes en nuestro cuerpo.

La tiroides es una glándula muy inteligente, ya que, desde su casi desapercibida ubicación en el cuello, puede hacerte disfrutar o padecer de un montón de “cosas”.

Imagínate una noche de baile y frenesí, de placer y gratas compañías y tu con un calor agobiante, que te hace transpirar, latir a mil el corazón y “destrozar tus nervios”. Y qué te parece si un día de 35º a la sombra, alguien enciende el bienvenido aire acondicionado (bueno, puede ser sólo un ventilador de techo) y tienes que salir corriendo a buscar un abrigo (que siempre llevas por si acaso), porque el frío te hace temblar, las manos se te ponen oscuras y sientes que tan sólo una bufanda tal vez podría ayudarte.

Seré una glándula inteligente, pero no por eso dejo de tener mis berrinches y eso hace que un día, un buen, o mal día, empiece a funcionar mucho o poco, a crecer hasta formar un bocio, a desordenar mis células y formar unos odiosos bultitos llamados nódulos, a cambiar todo. Pero todo, todo, desde la cantidad de glóbulos rojos hasta el valor del colesterol, desde producir diarrea hasta la constipación más rebelde, desde el engorde hasta el adelgazamiento de 10 kilos en un mes, desde la caída del pelo y la piel reseca hasta la transpiración constante, desde la palpitación “que parece que el corazón se me sale del pecho” hasta el pulso y la presión tan bajas que casi no se pueden medir, desde el “me duermo todo” hasta el “no pego un ojo en toda la noche”

…Y el ánimo, ¡qué ánimo!, desde la apatía total (incluyendo las pocas ganas de disfrutar las noches en privado) hasta la irritabilidad constante.

Seré traviesa, pero no desordenada. Todo ese descalabro lo hago con cierto orden: nada se asocia con algo que no debe. Si te hago tener frío, por ejemplo, te haré tener sueño. Así siempre.

Frío más sueño…

Cuando la glándula tiroides, o sea yo, no funciono, puede ocurrir que no pueda hacerlo porque me falte iodo para fabricar las hormonas que debo, o porque quien habitualmente me estimula para funcionar (la glándula hipófisis con su hormona TSH), tiene algún desperfecto y deja de hacerlo o bien porque se formen unas sustancias a destiempo (los anticuerpos), que me desconocen y me atacan como si yo fuera trasplantada. Sea cual fuere la causa, mi comportamiento se altera. Supongamos que dejo de funcionar, no del todo, por supuesto, pero sí que empiezo a tener días de ocio en que no quiero trabajar, días en que me pongo celosa de otros órganos porque creo que al ser más conocidos reciben más honores que yo, pero que sé que se pondrían rojos de vergüenza si a mí me estudiaran mejor.

Cuando mi funcionamiento no está a la altura de las circunstancias, el médico hace el diagnóstico de HIPOTIROIDISMO como si de mí pudiera decirse lo que se quiera. Para ello, bastará con un buen interrogatorio (tranquilo, pero interrogatorio al fin), un examen clínico, un análisis de sangre, y si aún sigo mostrando la hilacha, pero no termino de dar la “prueba de amor”, justamente una prueba de laboratorio lo confirmará (son necesarios dos pinchacitos y 25 minutos para decir sí o no al diagnóstico). ¿Qué se podrá obtener con el interrogatorio en un caso de hipotiroidismo?: conocer algunos de los síntomas, ya que no hace falta que estén todos, pero sí que sean suficientes como para justificar los estudios (es decir que, aunque aún no me puedan declarar culpable, les dé sobradas sospechas para seguir la investigación).

Las asociaciones más frecuentes son:

  • Aumento de peso con constipación, piel seca y uñas frágiles, cambios en el tono de la voz.
  • Aumento de peso con somnolencia y depresión, cansancio.
  • Aumento de peso con caída de cabello, seborrea de cuero cabelludo y dorso, y sequedad de la piel de brazos y piernas (parecen descamar en los casos más severos) y en especial de codos y talones con la consiguiente rotura de medias…
  • Cansancio, caída de cabello y a veces de pelos de cejas y pestañas, hinchazón de cara y manos, especialmente a la mañana.
  • Calambres, cansancio, depresión, pérdida de memoria, dificultad para estudiar o para recordar el último chimento que se pensaba contar a la cuñada.

Luego, el examen clínico mostrará piel fría, muchas veces infiltrada (con un edema o mixedema blando por debajo), uñas que descaman por capas, pulso lento (bradicardia), presión arterial bajísima (hipotensión arterial). Al palpar el cuello podrán tocarme fácilmente, porque soy una glándula muy fácil…. muy fácil de palpar y puedo tener tamaño normal o aumentado (bocio difuso), ser lisa o “empedrada” si tengo una inflamación (tiroiditis) o tener esas formaciones pequeñas (o a veces increíblemente grandes), una o varias, que son los nódulos (bocio nodular).

El laboratorio me condenará al hipotiroidismo: además de las alteraciones hormonales, habrá anemia, colesterol total alto y el colesterol bueno o HDL, bajo.

Calor, más palpitaciones…

Cuando se me ha dado por trabajar a destajo, con todo, la enfermedad se llamará HIPERTIROIDISMO.

Los síntomas serán algunos de los siguientes, siendo sus combinaciones más frecuentes:

  • Pérdida de peso con gran nerviosismo, insomnio y temblor.
  • Irritabilidad, insomnio, palpitaciones, calor.
  • Transpiración profusa, temblor, palpitaciones, mirada fija, ojos que no toleran la luz ni el sol.
  • Pérdida de peso, sed, diarrea, hambre, “ojos saltones”, aumento del tamaño del cuello (no tolero ni collares ni poleras ni corbatas…)

Los estudios serán los mismos, más algunos que, también sencillos, informarán sobre mis medidas, tipo de tejido glandular, si tengo nódulos, etc.
Fundamentalmente podrán estudiarme con una captación de iodo radiactivo, nombre preocupante si lo hay, pero que en las condiciones adecuadas no representa ningún riesgo. No implica ninguna molestia y dará buena información. Junto a ello, los médicos suelen pedir otro estudio: el centello grama tiroidea, un verdadero mapa de mi región. Una forma también indolora y sencilla de conocer cuánto mido, cuál es la calidad de mi tejido, si tengo o no nódulos, sus características y tamaño, es la ecografía tiroidea.

Afortunadamente cada vez hay métodos más sencillos y accesibles para que no me dejen vivir en paz…aunque prefiero un buen diagnóstico y un buen tratamiento: éste por lo general es sencillo y económico. Los nódulos podrán requerir una biopsia, me pincharán, pero por fuera, a través de la piel del cuello, sin tubos ni sondas y en muy pocos casos la cirugía deberá resolver las cosas. Y pensaré:” y bueno, si con eso podré seguir disfrutando de la vida, que me operen nomás…”.

Algo que no les perdonaría es que no diagnostiquen mis enfermedades a tiempo cuando de un recién nacido se trata. Habrán oído por ahí que “una gota de sangre evitará un mar de lágrimas” y eso lo dice todo: cuando nace un chiquito, hoy una ley lo exige, deberá obtenerse una gota de sangre del talón y en ella investigar dos enfermedades: el “HIPOTIROIDISMO CONGENITO” y la “fenilcetonuria”. Su tratamiento precoz, desde poco después del nacimiento, asegurará que el bebé tenga un desarrollo físico e intelectual normal. A no dudarlo.

¿Así que 25 gramos decidirán por mí si la noche será de pelea, de sueño o de placer?, creo que llegó la hora de consultar para demostrar quién manda aquí.

Deseo sexual de la mujer

Una vez más el mito de la inapetencia sexual de la mujer es patente en todos los medios e incluso en “reuniones” de hombres…. .-“ A mi mujer le duele la cabeza o nunca le apetece”.

La sexualidad la mujer la vive de distinta manera que los hombres, la mujer tiene que estar disponible, de otra manera dicho, debe disponer de tiempo. No tenemos que imaginar a una mujer llena de preocupaciones laborales, cansada de sus quehaceres diarios sin contar con las mujeres madres, hay ya sin comentarios, trabajo, hogar, hijos … Para cuando el deseo.

Soy de las que opino, si nos ponemos a preparar una cena romántica, una velada tranquila o un momento en pareja…. sinceramente nuestra vida sexual se reducirá a una noche de verano.

Seamos realistas, coherentes y paremos; Mujer de 40, 50, 60 … sintámonos deseadas por nosotras las primeras, encontremos nuestro momento, nuestro momento de deseo, quizás de regreso a casa en el coche si nos ponemos a pensar en aquel instante vibrante en pareja en el beso de tu chico sobre la nuca o en sus brazos rodeando tu cuerpo rozando tus senos seguramente cuando lleguemos a casa tengamos prisa para que todo esté en su sitio y vivir nuestro momento intimo en pareja.

Necesitamos únicamente pensar, olvidar por un instante nuestras alteraciones y redescubrir momentos eróticos, para nosotras es fácil, más allá de grandes terapias y fuertes soluciones, más allá de gastarnos en cenas románticas, vinos excelentes y noches de niñeras, no esperemos tanto y disfrutemos cada día. Cachetes en las nalgas, pellizco en la mejilla, sonrisas encontradas, volvamos a sentir mariposas, volvamos a sentir cosquilleo volvamos a lubricarnos y penetremos nuestros deseos hasta sentirnos libres. No esperemos, querámonos, somos únicas, preciosas mujeres inundadas de pasión, gastémonos.

Queridas mujeres, sin embargo, si pasa el tiempo y por mucho que nos paremos, por mucho que nos amemos nuestro deseo no vuelve a nosotras si la llama de la pareja no se recupera o no puede volver a encenderse posiblemente esa llama se extinguió hace tiempo y sea tiempo de volver a encender otra llama.

Gema Asensio
Espacio dedicado a tu cambio

Belleza natural

Que envejece más un rostro; las arrugas de expresión o la flacidez?

Cuando cruzamos el umbral de los 40 nos apropiamos de aquel eslogan «la arruga es bella» y en cierto modo es así, debemos admitir pero no resistir a lo aparente de la edad y unirnos a la filosofía cimentada en tres principios : evaluar, cuidar y mantener.

Evaluaremos la necesidad de nuestra piel en cada momento de nuestra vida.
Cuidaremos nuestra dermis con principios activos y técnicas más adecuadas.
Mantendremos los resultados con un seguimiento continuo.

Esta ayuda Gema Asensio te la puede ofrecer en sus dos centros El Rincón Verde y Dai Mai Belleza; con la aparatologia de vanguardia y las mejores técnicas nuestra piel realizara un viaje en el tiempo para aparentar 30 teniendo 40. 
Utilizaremos herramientas capaces de solucionar las consecuencias de la gravedad y pérdida de firmeza de tejidos y músculos, lo que llamamos el «apagòn» en determinadas zonas del rostro, como por ejemplo la sonrisa de marioneta, los surcos fruto de nuestros gestos o las temidas patas de gallo.

Las claves… ya las tienes ponerte en contacto en estos centros ( 699 984 984 – 608 956 379). El resultado una piel serena, armónica, natural y el mejor aspecto antes que las soluciones radicales o demasiado evidentes.

La imagen perfecta es TU imagen perfecta

Ni las curvas sobrepasadas son bellas ni la delgadez es bonita, creo y no con esto pretendo llevar razón que la mujer a llegado a un extremo en la cual pretende ilusionarse criticando aquello que no puede conseguir, sin darse cuenta que el problema radica en la aceptación, aceptación en ella misma y en quererse tal como es.

Como he dicho antes no pretendo llevar razón pero sí quiero concienciar a todas vosotras de que penséis por un momento como queréis sentiros, sentirse bien con una misma es aceptarse y para ello somos nosotras las que nos tenemos que gustar, tener un cuerpo diez es tener un cuerpo sano y mente limpia, la belleza no es el prototipo creado por quien ? A cada cual nos gusta una serie de hombre o tenemos nuestra imagen de nuestro cuerpo perfecto, somos nosotras las que nos tenemos que aceptar y no subestimarnos por los vídeos o imagenes que comparten nuestros hombres con sus amigos o compañeros … Ni modelos que después de una jornada de gimnasio de 8 horas y sesión de peluquería y maquillaje están perfectas para cualquier cámara.

Tener nuestro cuerpo perfecto es conseguir estar bien con nosotras sin enjuiciarnos con comentarios de nuestras amigas o vecinas cuando nos dicen que hemos engordado o que estamos muy delgadas, cuando logremos conseguir nuestro objetivó marcado por nosotras mismas y quizás sólo sea que nos quepa aquel pantalón del año pasado o no tener ojeras simplemente porque no hemos descansado, nos sentiremos cuerpos perfectos, entonces sólo entonces en el momento de nuestra aceptación estaremos seguras de nosotras mismas y ningún comentario nos podrá hacer daño.

El simple hecho de ser mujer nos debe hacer sentirnos bellas, no mal acostumbremos a nuestra mente escuchando «diablos»encerrados en nuestro interior y aprendamos a queremos para conseguir nuestro cuerpo 10 que seguro que lo tenemos más cerca de lo que creemos.

No pretendo llevar razón. Ustedes saben que llevo muchos años dedicándome a la belleza y haber escuchado a tantas mujeres después de sus vacaciones en estos días he llegado a la conclusión que debemos querernos un poquito más.

La Granada

El otoño es la temporada de los frutos rojos tan importantes para nuestra salud, con ellos aportamos antioxidantes a nuestro organismo evitando así el envejecimiento prematuro.

Cual son los frutos que aconsejo ?

Hoy vamos a conocer la granada fruta exquisita y afrodisíaca, la granada la pueden tomar personas diabéticas e incluso personas en proceso de adelgazamiento evitando la retención de líquido y los gases tan molestos ayudando así las digestiones.

La Granada tiene un alto contenido en vitaminas C y E que destacan por ser antioxidante y cicatrizante.

Nuestra piel agradecerá nuestro consumo de granadas porque con la ayuda del resto de alimentación el rejuvenecimiento está garantizado.