La imagen perfecta es TU imagen perfecta

Ni las curvas sobrepasadas son bellas ni la delgadez es bonita, creo y no con esto pretendo llevar razón que la mujer a llegado a un extremo en la cual pretende ilusionarse criticando aquello que no puede conseguir, sin darse cuenta que el problema radica en la aceptación, aceptación en ella misma y en quererse tal como es.

Como he dicho antes no pretendo llevar razón pero sí quiero concienciar a todas vosotras de que penséis por un momento como queréis sentiros, sentirse bien con una misma es aceptarse y para ello somos nosotras las que nos tenemos que gustar, tener un cuerpo diez es tener un cuerpo sano y mente limpia, la belleza no es el prototipo creado por quien ? A cada cual nos gusta una serie de hombre o tenemos nuestra imagen de nuestro cuerpo perfecto, somos nosotras las que nos tenemos que aceptar y no subestimarnos por los vídeos o imagenes que comparten nuestros hombres con sus amigos o compañeros … Ni modelos que después de una jornada de gimnasio de 8 horas y sesión de peluquería y maquillaje están perfectas para cualquier cámara.

Tener nuestro cuerpo perfecto es conseguir estar bien con nosotras sin enjuiciarnos con comentarios de nuestras amigas o vecinas cuando nos dicen que hemos engordado o que estamos muy delgadas, cuando logremos conseguir nuestro objetivó marcado por nosotras mismas y quizás sólo sea que nos quepa aquel pantalón del año pasado o no tener ojeras simplemente porque no hemos descansado, nos sentiremos cuerpos perfectos, entonces sólo entonces en el momento de nuestra aceptación estaremos seguras de nosotras mismas y ningún comentario nos podrá hacer daño.

El simple hecho de ser mujer nos debe hacer sentirnos bellas, no mal acostumbremos a nuestra mente escuchando «diablos»encerrados en nuestro interior y aprendamos a queremos para conseguir nuestro cuerpo 10 que seguro que lo tenemos más cerca de lo que creemos.

No pretendo llevar razón. Ustedes saben que llevo muchos años dedicándome a la belleza y haber escuchado a tantas mujeres después de sus vacaciones en estos días he llegado a la conclusión que debemos querernos un poquito más.